Página 1 de 1

El arrianismo, ¿era la religion del pueblo hispano?

NotaPublicado: 2010 11 21, 8:46
por Historia
Interesante web sobre el arrianismo

http://lasteologias.wordpress.com/2008/ ... %80%9D-ii/



* Los Arrianos: «Sin dudas, de todas las herejías conocidas, fue la de Arrio la que representó la amenaza más grave para la doctrina ortodoxa cristiana durante los mil primeros años de su historia.»[16]

La enciclopedia Wikipedia, cita que «El arrianismo es el conjunto de doctrinas cristianas desarrolladas por Arrio, sacerdote de Alejandría, probablemente de origen libio, quien consideraba que Jesús de Nazaret no era Dios o parte de Dios, sino una criatura. Una vez que la Iglesia hubo aceptado como dogma la proposición opuesta, el arrianismo fue condenado como una herejía. El término, más allá de designar las doctrinas de Arrio, se utiliza para denominar aquellas doctrinas que expresen negación de la esencialidad crística (como Cristo) de Jesús, reducido a la condición de profeta extraordinario.»[17]

Arrio, quien fue discípulo de Luciano de Antioquía, con su doctrina acerca de la Trinidad, «relegaba a Jesucristo al rango de figura secundaria y subordinada, lo que le valió, tras violentas polémicas religiosas y políticas, la condena de los concilios de Nicea (325) y Constantinopla (381).»[18]

«Su muerte impidió que llegara a reconciliarse con la Iglesia, tras aceptar una fórmula de compromiso. El arrianismo se extendió con un éxito considerable entre algunas de las tribus germánicas, en especial los godos, gracias a la labor evangelizadora llevada a cabo por Ulfilas.»[19]

«Arrio fue presbítero de Alejandría alrededor de 318 y murió en 335. Su disputa con la ortodoxia era muy sencilla y reposaba sobre una premisa única: que Jesús era totalmente mortal, que no era divino en ningún sentido y que tampoco era en ningún sentido otra cosa que un maestro inspirado.

Proponiendo un solo dios omnipotente y supremo -un dios que no se encarnó y que no sufrió humillación y muerte a manos de su creación-, lo que hizo Arrio fue colocar el cristianismo en un marco esencialmente judaico. Y es muy posible que, residiendo en Alejandría, acusara la influencia de las enseñanzas judías: las enseñanzas de los ebionitas, por ejemplo. Al mismo tiempo, el Dios supremo del arrianismo gozó de gran fuerza de atracción en Occidente. Al adquirir el cristianismo un creciente poder secular, un dios como el que proponía Arrio empezó a resultar cada vez más atractivo. A reyes y potentados identificarse con semejante dios les resultaba más fácil que identificarse con una deidad humilde y pasiva que se sometió al martirio sin ofrecer resistencia y que rehuía el contacto con el mundo.

Aunque el arrianismo fue condenado en el concilio de Nicea de 325, Constantino había demostrado siempre simpatía por él y la demostró aún más en los últimos años de su vida. Al morir él, su hijo y sucesor, Constancio, abrazó abiertamente el arrianismo; y bajo sus auspicios se convocaron concilios que empujaron a los líderes de la ortodoxia eclesiástica al exilio. En 360 el arrianismo ya había desplazado prácticamente al cristianismo de Roma. Y, aunque volvió a ser condenado oficialmente en 381, continuó prosperando y conquistando adeptos. Cuando los merovingios subieron al poder en el siglo V, virtualmente todos los obispados de la cristiandad eran arrianos o estaban vacantes.

[…] Si el arrianismo no era perjudicial para el judaísmo, tampoco lo era para el islamismo, que subió con la misma velocidad meteórica en el siglo VII. La visión que tenía el arrianismo de Jesús concordaba del todo con la que tenía el Corán. En el libro santo de los musulmanes el nombre de Jesús aparece mencionado no menos de treinta y cinco veces, bajo cierto número de títulos impresionantes: “Mensajero de Dios” y “Mesías” entre otros. Sin embargo, en ningún momento se le considera como otra cosa que un profeta mortal, precursor de Mahoma y precursor de un dios único y supremo. Y, al igual que Basílides y Mani, el Corán dice que Jesús no murió en la cruz, “no lo mataron, ni le crucificaron, sino que creyeron hacerlo”. El Corán mismo no se extiende en explicaciones sobre esta afirmación ambigua, pero sí lo hacen los comentaristas islámicos. Según la mayoría de ellos, había un sustituto, que generalmente, aunque no siempre, se supone que era Simón de Cirene. Ciertos autores musulmanes dicen que Jesús se escondió en un nicho de un pared y que desde allí contempló la crucifixión de un sustituto, lo cual concuerda con el fragmento hallado en los papiros de Naj’Hammadi. »[20] verlo aqui: http://tematicacristiana.blogspot.com/2 ... ollos.html

Constantino

«Fue el Concilio de Nicea, el 20 de mayo del 325 D.C., donde el partido anti-arriano bajo la guía de San Atanasio, diácono de Alejandría, logró una definición ortodoxa de la fe y el uso del término homoousion (Consustancial, de la misma naturaleza. Para describir la naturaleza de Cristo, la misma que la del Padre. Etim.: Del griego, homoousion (homos, mismo, y ousia, esencia), en latín: consubstantialem, de una esencia o naturaleza). Esta palabra fue utilizada dogmáticamente en el Concilio de Nicea para expresar la divinidad de Cristo en respuesta a la herejía arriana “Homoousion” era antes utilizada por los filósofos para significar “de la misma naturaleza”. En el concilio se utilizó de una manera mas completa para significar “de una y la misma sustancia”. Anterior al Concilio de Nicea, Tertuliano ya había utilizado el equivalente latino de homoousion. Dionisio de Alexandría usó la palabra homoousio en su carta a Dionisio de Roma (Athan., “De dec. Syn. Nic.”, xxv, 26) y en otras ocasiones), para describir la naturaleza de Cristo: Fueron condenados los escritos de Arrio y tanto él como sus seguidores desterrados, entre ellos Eusebio de Nicomedia. Aunque no era arriano, Constantino gradualmente relajó su posición anti-arriana bajo la influencia de su hermana, quien tendía simpatías arrianas. A Eusebio y a otros se les permitió regresar y pronto comenzaron a trabajar para destruir lo hecho en el Concilio de Nicea. Por los manejos de Eusebio de Nicomedia, Constantino intento traer a Arrio de regreso a Constantinopla (334-335) y rehabilitarlo, pero murió antes de que llegara. Aprovechando la nueva situación, el partido arriano fue ganando terreno y logró el exilio de San Atanasio, quien ya era obispo de Alejandría, y de Eustaquio de Antioquía. Avanzaron aún más durante el reinado del sucesor de Constantino en Oriente, Constancio II (337-361), quien dio un apoyo abierto al arrianismo.

Cuando parecía humanamente que la fe católica se perdía, las cosas se volvieron en contra del arrianismo. Constancio murió en el año 361, dejando al arrianismo sin su gran protector. Más adelante los semiarrianos, escandalizados por la doctrina de sus copartidarios más radicales, empezaron a considerar la posibilidad de algún arreglo.

Bajo el gobierno del emperador Valentiniano (364-375), el cristianismo ortodoxo fue restablecido en Oriente y Occidente, y la ejemplar acción de los Padres Capadocios (San Basilio y San Gregorio Nacianceno) condujo a la derrota final del arrianismo en el Concilio de Constantinopla en el año 381.»[21]

Arrio fue excomulgado en el concilio de Nicea, que condenó también sus tesis acerca de la Trinidad. En la ilustración, san Ambrosio condena a los arrianos, en el mismo concilio.

«La herejía no moriría aun por siglos y crecería en algunas tribus germánicas que habían sido evangelizadas por predicadores arrianos, las cuales la traerían de nuevo al Imperio en el siglo V con la invasión de Occidente. Aunque todavía se encuentran grupos de cristianos-arrianos en el Oriente Medio y el Norte de África, el arrianismo profesado como tal desapareció hacia el siglo VI.

.../...

Los semiarrianos, también llamados homousianos, ocupan un lugar intermedio entre los arrianos radicales o anomeos que predicaban una clara diferenciación entre el Padre y el Hijo, y la fe ortodoxa del Concilio de Nicea. Ellos asumen el término homoiousios, pero en el sentido de similitud y no de consustancialidad. Resaltan, pues, simultáneamente similitudes y diferencias entre el Padre y el Logos.»[22]

«A pesar de que el Arrianismo como tal haya desaparecido, se considera continuadores de ciertos aspectos del arrianismo a varias comunidades religiosas:

La cristología de los Testigos de Jehová guarda similitudes con el arrianismo, en el sentido que ambas consideran a Jesús como el Hijo unigénito del Dios Padre, pero también tiene diferencias.

Los socinianos, una denominación nacida luego de la Reforma Protestante en Polonia, y los unitarios, que se desarrollaron en Transilvania y Hungría, y posteriormente en el Reino Unido, América del Norte y otras regiones, no creen en el aspecto divino de Jesús, por lo que en alguna medida pueden ser considerados herederos del arrianismo.

Teologías actuales surgidas en la iglesia católica estarían reproduciendo esquemas arrianos, con una presentación no cristológica de Jesús; por ejemplo, el teólogo Pagola por su libro: Jesús, aproximación histórica. PPC, 2007, es acusado por el obispo de Tarazona, Demetrio Fernandez de que la tentación arriana asoma en el conjunto de la obra. Y por lo general, nuevas eclesiologías combinan teología liberacionista con el nuevo arrianismo científico, surgido de determinadas corrientes historicistas en la investigación bíblica.»[23]

Realmente si no hubiese sido por Atanasio, el campeón de la Ortodoxia, quizás seguirían discutiendo.





"Historia" dice:
Personalmente opino que el Arrianismo y unitarismo jamas se ira por que es el origen y el representante del cristianismo original, es la fe inicial, y el catolicismo su version occidental, infectada de paganismo de Roma.

Re: El arrianismo, ¿era la religion del pueblo hispano?

NotaPublicado: 2013 03 10, 8:42
por 711
Si bien el arrianismo puro desaparece, permanecen las bases de sus ideas en Hispania hasta ser absorbido por o fundirse en el islam. Para el islam un arriano era prácticamente un musulmán y eran considerados gente del LIbro. No asi un católico-romano, que es visto como idolatra, politeista, debido a su concepción de la Trinidad de Dios, imposible de admitir en el islam. No eran Gente del Libro.

Eso explica el éxito del islam en el centro, sur y levante hispano, zonas de predominancia de creencias unitaristas, arrianas, post-arrianas, judías, nestorianas, gnósticas-maniqueas (Iglesia de Quintanilla de las Viñas), etc, que sabemos que eran numerosas gracias a la feroz y reiterada, cansina casi, lucha del catolicismo oficialista, expresado en los Concilios, que demuestran el grave conflicto y disension en el cristianismo hispano. Ni la presuntuosa y arbitraria declaración de Recaredo, declarándose el y a su pueblo como católico-romanos, y que fue claramente contestada por parte de su nobleza, pueblo y resto del personal, que no aceptaban aquella complicada religion oficial, permaneciendo fieles a sus creencias sencillas y originales.

Asi pues el arrianismo, pasado un tiempo, había evolucionado hacia un cristianismo unitarista cercano al judaísmo y al islam, pero combativo con el catolicismo romano, y viceversa. La fórmula ritual de ese cristianismo apenas se diferenciaba de la del islam: solo hay un dios y no hay nada mas grande que él... donde solo falta citar la coletilla musulmana de "Y Mahoma es su profeta".

El unitarismo cristiano es pues, la religion de base de esos hispanos pre-711, y lo catolico es una religion romana, minoritaria pero afecta al poder, que busca una legitimación dentro de la tradición imperial romana y latina, mientras que Hispania evoluciona a una orientalizacion (una mas de las muchas que tuvo en la historia, cristianismo incluido), a la que hay que añadir el idioma árabe, que va substituyendo lenta pero inexorablemente al latín y romance.

El catolicismo era la religión del poder godo e hispano católico, buscando legitimidad en la tradición latino-romana, y Al Andalus es la respuesta de un hispanismo orientalizado, anti romano o que le da la espalda, arabizándose, islamizándose.

Re: El arrianismo, ¿era la religion del pueblo hispano?

NotaPublicado: 2013 03 25, 3:20
por Javier Barrena Hdez.
Si las invasiones bárbaras de Francos, Burgundios, Vénetos, Sajones, Lombardos, Suevos, Vándalos, probablemente Alanos y Hunos, etc., pudieron ser de religión Arriana- aunque de estos últimos se dude -, además de los Godos que no queda claro que pudiera ser un solo pueblo, sino una mezcolanza de la que se dividirán en Ostrogodos y Visigodos… ¿no hubiera dudado Atila en absoluto, de hacer una nación Arriana? . Ahora parece una idea precaria, pero para aquellos tiempos, ¿no sé? . Aunque si fuera en la política actual es muy posible. Claro, Son igual de barbaros.
Por otra parte a Aecio General Romano, seguro que si este concepto lo hubiera visto viable, lo terminaría realizando. Sí, probablemente con Atila, pero no se sabe por qué no se produjo, necia arrogancia de uno, terquedad del otro, temeridad de ambos…
Pero lo cierto, o lo más próximo a ello, es que estas dos personas tenían más problemas con su entorno más cercano, que con ellos mismos, pues ambos fueron traicionados con la muerte. Sea como fuera.
A mi parecer creo que esta visión, si se quiere lúdica de la transcendencia del Arrianismo, probablemente pase por entenderse en la unidad que pudo plantear Carlo Magno en su política plural de los pueblos conquistados. Si no hubiera estado el Arrianismo por medio, su unidad se desintegraría. No encuentro otra manera, pues la geográfica tampoco ayuda hasta nuestros días a la unión. Sin embargo la otra cara de la moneda, la riqueza cultural que ha sido el mejor intercambio transgresor, que siempre se ha mantenido como crecimiento en la historia del occidente europeo, puede ser la punta larga de una corta lanza. Muy rica por cierto, pero olvidada por todos, pues unos no se molestan por la historia de los otros, cuando en realidad no es diferente.
La historia y el paso del tiempo, que preña de qué manera todo, posteriormente pareciese de poco decoro aplicar aquello como arrianismo y no como católico, tal como queda ahora.
Y no es menos sorprendente, por ser más notorio, lo de los Albigenses, Cataros etc.
El trazo del arrianismo está en todas partes puritanos, calvinistas, luteranos, anglicanos etc. Es intrínseco al pensamiento del hombre como mejor descanso a sus muchas y eternas preguntas. Se adhirió en una constante búsqueda de normalizar un reposo hecho cultura atávica en el transcurrir como tendencia natural del conocimiento de las cosas, y encajaba fácilmente en la idea de los pueblos, aunque siempre se ha visto alterada por fuerzas de mayor conceptuosidad. Pero inevitablemente tendemos a ello, por su sencillez.
Estoy convencido de que La batalla de Guadalete verificada por Sánchez Albornoz, tuvo lugar probablemente incluso entre Don Rodrigo y Táriq Ibn Ziyad nombre musulmán, que traducido al cristiano o judaico fuese el verdadero junto con los contrarios visigodos a don Rodrigo, a quien quieren derrocar. Pero que eran ambas facciones judío-cristianas se acercan a una realidad que sin ser absoluta cada vez tiende inexorable. El norte de áfrica era entonces cristiana-judaica, y estas se complementaban en el Arrianismo sin muchas diferencias, eran muy parecidad, como posteriormente ocurrirá con la Musulmana, asimilándose sin mayores problemas incluso sumándose a esa nueva religión, ¿tal vez por su poligamia? , en el transcurrir del tiempo, para que pudiera ser mayoría. Esta Mayoría pudo ser el inicio de rencillas que forzasen a un poder militar musulmán, sin guerra, pero sí con escaramuzas sociales que empezaban a determinar y a acelerar las diferencias religiosa y por ende, en adelante culturales.
Creo particularmente que el Arrianismo fue la religión que en sus principios hispanos aglutinó a las dos y luego tres religiones por más de un siglo. Fue el “pegamento”, por la que se hacían entender estas tres grandes religiones monoteístas con pocas diferencias y que por algo lo fueron, aunque con el tiempo ya quizás muy escondido. Cuando se hizo fuerte la tendencia militar musulmana, se debilitó lo Nacional de esos pueblos, pues la identidad quedó reducida de nuevo en la Hispania Musulmana a lo Semítico Jesuítico, para posteriormente con los Reyes Católicos quedase España sin su reflejo de identidad, desterrando a los Sefarditas, más hispanos que nosotros por su tiempo en ella.
Somos lo que dejamos de ser, aunque lo olvidemos.

Re: El arrianismo, ¿era la religion del pueblo hispano?

NotaPublicado: 2015 03 06, 9:28
por Historia
Javier Barrena Hdez. escribió:Si las invasiones bárbaras de Francos, Burgundios, Vénetos, Sajones, Lombardos, Suevos, Vándalos...

Bueno, el concepto "invasion" se esta poniendo muy en duda últimamente. Debido a la influencia pasada se tendía a verlo todo como procesos violentos, dramáticos... Ahora tenemos mas claro cada ve que en no pocos casos fueron migraciones, inmigración, flujo de poblaciones, no invasiones.
Lo hechos, como tantas veces se hace en la Historia, se reescribía posteriormente desde la visión eclesiástica, y eso dramatizaba los sucesos. Lo que sucedía no violentamente, como un flujo de migración de poblaciones, cuando estas tenían problemas con los autóctonos romanizados, especialmente debido a disputas de tierras y alimentos o por diferencia religiosas, se convertida de repente en incursión violenta y saqueos... en Invasión.
Seria como cuando las revolucione arabes en el Magreb y norte de Africa fueras descitas en el siguiente siglo como una invasión desde Marruecos hacia Egipto.