Foro sobre historia disidente de la Version Oficial y foro sobre neoruralidad y la Revolucion Integral inspirada en los estudios de Felix Rodrigo Mora.

Los extraños califas godos

Prolongando y profundizando las tesis de Américo Castro e Ignacio Olagüe, su Historia General de Al-Ándalus sostiene que no hubo invasión islámica -estrictamente hablando-, en la península Ibérica, y expone -con argumentos consistentes y erudición-, que sucedió en realidad.

Los extraños califas godos

Notapor 711 » 2012 05 09, 10:13

Los Anuales Palatinos —parte del Compendio de Ibn Hayyán, veíamos— nos hablan de los rubicundos califas cordobeses, de sus madres cristianas norteñas, y de la naturalidad anti-tópica de ese Al Ándalus específico pero no diferente del resto del mundo islámico; .... En el torbellino político de tales madres cristianas, el papel de las vascas, navarras y leonesas en la corte cordobesa es una constante andalusí que ya venía de cierta distancia y no hará más que intensificarse. Incluso institucionalizarse, podríamos decir. Efectivamente, a aquel Abderramán III pelirrojo y su concubina Mariana le sucederá al-Hakam, y de este con la firme vasca Aurora —Subh— nacerá el siguiente, ínclito Hisham II; triste y particular "hombre de la máscara" cordobés.

Es más, llegado el caso y el momento, un Almanzor expansivo tomará por esposa —entre aceifa y aceifa— a la hija de Sancho Garcés II, desbautizada con el nombre Abda y de quien nacerá el futuro Abderramán llamado por ello —por nieto de Sancho—, Sanchuelo. Pero el omnipresente Almanzor insistirá en la tendencia al tomar como concubina a Tarasia, la hija de Bermudo II, si bien después la desposó tras manumitirla. Esta Tarasia tampoco desmerecería de la legendaria bravura de sus predecesoras: cuenta Cruz Hernández que, al recibir a unos nobles leoneses que pretendían utilizar las influencias conyugales de la esposa de Almanzor para fines políticos en beneficio de León, Tarasia espetó su particular glosa a la razón de Estado:
- "una nación debe confiar el resguardo de su honor a las lanzas de sus guerreros, y no al coño — sic— de sus mujeres''.

... Pero en estas no andaba Al Ándalus por el momento, inmerso en su particular melting-pot califal: mujeres del norte, cristianos en creciente expansión demográfica por las abandonadas marcas fronterizas, bereberes en peligrosa y creciente mayoría entre las tropas, eslavones —llamados saqaliba— que desde el ejército saltaron a la Administración ocupando altos cargos; ulemas guiando la moral de las masas, alfaquíes constatándolo por escrito, etcétera: desde Medina Zahara, al-Hakam II, por entre sus anaqueles, asistía a la nueva decantación social —una más— de Al Ándalus.


... otro personaje nativo: Rabi, hijo de Teodulfo. En la práctica pan-arabizante, a todos estos nativos se les acabará llamando muladíes, por más que aún no fueran estrictamente neo-conversos.

El godo Ben Teodulfo —de nombre Rabi— había heredado en cargo que desempeñase en la Córdoba de Abderramán I el vitizano Artobás: Conde —comes— de los cristianos, por más que, decíamos, era difícil aún saber quién nombraba a quién; si el Comes al Emir, o viceversa.

El Conde Rabi se diferencia de su predecesor, Artobás, en algo esencial: en el par formado por Artobás y Abderramán I, el segundo cabalga y el primero delega. Exactamente la situación contraria a la evidenciada entre Rabi y al-Hakam I. Podría decirse que la progresiva delegación de poder coercitivo en el Conde cambiaba de signo la propia esencia andalusí: si Abderramán I era el brazo armado de Artobás, será Rabi el de al-Hakam I. Así, en una capital de progresiva gestación burguesa —los alfaquíes—, el pueblo llano asiste a la no menos progresiva definición islámica de cuanto simplemente había sido previamente comprendido como poder en busca de legitimidad. El Conde hijo de Teodulfo no sería el único en llevar el título; las crónicas nos dan noticias de personajes como los condes Wilfredo y Adulfo, cordobeses de pro cantados en unos versos del arcipreste Cipriano, según la noticia de Simonet1''91
711
 
Mensajes: 61
Registrado: 2010 04 29, 1:26

Volver A Emilio Gonzalez Ferrín amplia esta teoria

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron