Foro sobre historia disidente de la Version Oficial y foro sobre neoruralidad y la Revolucion Integral inspirada en los estudios de Felix Rodrigo Mora.

El marco geografico del proceso invasor

Los conflictos religiosos entre dos civilizaciones: la poligama y unitarista asiatico-semita y la monogama y politeista indoeuropea, raiz de la crisis ideologica y religiosa del periodo. .

Moderadores: Historia, Ann.Onime

El marco geografico del proceso invasor

Notapor 711 » 2010 05 04, 11:59

resumen de ideas:


… A finales del siglo pasado, siguiendo las enseñanzas de Ratzel, construyeron los geógrafos una nueva disciplina científica: la geografía humana. En parte, era el hombre producto del marco natural que le cercaba. Existía por lo tanto un determinismo geográfico que el historiador no podía ignorar. …. El paisaje de Grecia en los tiempos de Pendes pocas relaciones mantenía con el de nuestros días. Si por la gracia divina recibiera ahora el gran legislador el permiso de volver a la tierra, muchas dificultades padecería para reconocer los contornos que le habían sido familiares.
En la segunda parte del siglo XIX, desenterraron los arqueólogos de la arena del desierto ruinas a veces muy importantes: …Razonable era de ello deducir que el medio actual no había podido sustentar las necesidades de estas antiguas sociedades. … había cambiado el clima en los tiempos históricos.
… Habían comenzado a padecer los efectos de una crisis climática las altas planicies de Asia Central hacia el tercer milenio antes de la era cristiana. La degradación de las tierras había provocado la emigración de los nómadas hacia el Oeste en donde se hallaban mejores pastos. Así se explicaba la llegada de los alpinos a Occidente y, mucho más tarde, el trasiego por estas regiones de hordas bárbaras; en una palabra, el desplazamiento de una gran masa de gente hacia las llanuras verdes y fértiles de nuestro continente. … desierto de Siria, …estas regiones, antaño ricas y fértiles como lo atestiguaban los textos y la arqueología. … relaciones entre la crisis climática y los acontecimientos que estudiaba.
…, la Sequoia washingtoniana, cuya edad alcanza los 3.500 años… Como había adquirido Huntington la certeza de que las regiones en donde antaño se habían desarrollado grandes civilizaciones, habían sido también fértiles aunque fueran ahora áridas, lanzó la hipótesis de que esto era debido a que en otros tiempos había sido más numeroso que ahora el paso de las oleadas ciclónicas. …. Se puede en nuestros días estudiar la evolución del clima en los tiempos históricos y fijar con datos precisos las grandes crisis atmosféricas 57.
En resumen, ha evolucionado Europa en estos últimos diez mil años desde un clima polar o de glaciación hacia una situación de temperaturas templadas o de ínter glaciación. Con … los efectos de una crisis económica que había entonces asolado las dos Castillas. Ha servido de base a los historiadores el estado de opinión producido por las calamidades para diagnosticar la decadencia de nuestra nación. … la revolución islámica estaba en función recíproca con ci proceso de desecación del Sahara.
Concuerdan la mayoría de los geógrafos en el principio siguiente: Los desiertos actuales son de formación reciente. … Hay desiertos antiguos, los hay más recientes. …. La facies desértica de su parte occidental es mucho más reciente que la oriental 58.
… los desiertos antiguos como el de Libia estaban en estado «aséptico». Quería así expresar el hecho de que en estas regiones las condiciones geofísicas y climáticas se imponían con tal rigor que era la vida prácticamente inexistente. La fauna y la flora habían desaparecido. Las caravanas no las atravesaban. Con los medios antiguos nadie se atrevía con el intento. Por el contrario, el desierto occidental, de formación mucho más reciente, poseía pozos importantes; rastros de vegetación atestiguaban una situación anterior ya desvanecida. … en el invierno algunos rebaños de cabras y de camellos. Nómadas y caravanas discurren aún por estos lugares. Las rutas empleadas y las abandonadas, así como la antigua toponimia, se conservan en la memoria de los guías.
…. En el Sahara Oriental la red fluvial se encuentra colmada y taponada por la erosión eólica. Esconden las arenas el relieve antaño esculpido por las aguas.. En contraste, la parte occidental del Sahara conserva una red fluvial fósil. … una red menos aletargada, situada más al oeste, en la cual los uadi despiertan algunos días en el año, cuando la riada formada …. la ola de humedad se había retirado paulatinamente del este hacia el oeste, produciendo modificaciones climáticas que tenían en los pueblos que las padecían repercusiones económicas, sociales y políticas. .


1. TESTIMONIOS GEOGRAFICOS
a) Los bosques antiguos
Está demostrado que en épocas recientes existían en el sur argelino y en las regiones centrales del Sahara bosques importantes. Según Lionel Balout el hecho es incontestable en …:
1) Las caracoleras, lugares en donde se preparaban los caracoles para su exportación y su consumo, se hallan por millares en el sur de Túnez. .., 5.000 m de cenizas representan unos 500.000 m3 de madera carbonizada y toda la depresión de Tlidjene, al suroeste de Tebessa (sur de. Constantiina) posee numerosos yacimientos análogos bajo refugios y hasta en cuevas» (Lionel Balout)60. Como se trata de estaciones sencillas, la importancia de los depósitos demuestra la continuidad en el tiempo de las especies botánicas. …, las sierras del Hoggar y del Tasili gozaban antaño de un clima mediterráneo y por consiguiente no debe extrañar que estuvieran poblados estos montes»62.
…. La meseta del Tasili en donde se hallan los cipreses de Tamrit tiene una altura de 1500 a 2000 metros.

b) La hidrografía
… El Igargar corría del sur al norte, del corazón del desierto a su periferia; al revés exactamente que el Saura. En lugar de descender del Atlas, va este río hacia la montaña. Las consecuencias de este hecho son considerables» (Gauthier)63.
Una causa explica tan extraña morfología: En tiempos antiguos existía en las regiones centrales del Sahara una pluviosidad importante, cuyas aguas alimentaban un río de grandes dimensiones que había esculpido los valles y formado una inmensa red fluvial. De .. cuyo clima fue convirtiéndose paulatinamente en desértico.
Como el uad aún no ha sido tapado por la erosión eólica, hay que reconocer que la fecha de su desecación no puede estar muy alejada en el pasado; pues, en contraste, el relieve de la red hidráulica del Sahara Oriental ha desaparecido. ..
en la cubeta terminal del Igargar cuaternario, pececitos tropicales, los "chromys”. Abundan hoy día en las charcas de agua, en las acequias de los palmerales. Se les ha viste surgir de los pozos con las aguas artesianas. Se refugian en donde pueden en los veneros subterráneos. Recientemente, en esta misma región se ha encontrado un pez mucho más grande: el «Clarias lazera», un siluro que en inglés tiene un nombre popular: «cat fish». En el viejo mundo se trata de un pez tropical. Pululan en Egipto, porque han seguido el Nilo; pero es un intruso en el mundo mediterráneo: el áspid de Cleopatra, la serpiente de los encantadores. Es la cobra indostánica, también emigrada de los trópicos. Su presencia en el sur argelino es inexplicable si no se hace intervenir el Igargar cuaternario. El hecho se hace más evidente todavía con el cocodrilo. Se le ha encontrado en las charcas del «uad» Mihero, una arteria del Igargar. Acaso sea el último superviviente. Hay que imaginarse el milagro biológico que representa el vivir este animal en tal ambiente. Pero es una realidad innegable. Todo esto nos lleva a una época en la que el Igargar y el «uad» Taj asaset se empalmaban por sus fuentes, estableciendo una comunicación por agua entre los trópicos y el mundo mediterráneo. No puede remontarse esta época muy lejos en el pasado, porque si hm muerto los ríos, han sobrevivido algunos elementos de su fauna»64. »66.
Existen bajo los uadi importantes niveles freáticos. 68.
«En el bajo Tuat, los procedimientos orientales de irrigación, las fogaras, es decir los palmerales tal como existen hoy día, alcanzarían el siglo III de la Héjira, nuestro siglo X después de J.C. En el Tidikelt, los palmerales más antiguos no datan más allá del XIIl y los más recientes del XVIII 69.
Se puede concluir que ha alcanzado la crisis climática su momento decisivo entre los siglos VI y X.

c) La toponimia
.. Nos lo confirma la existencia de la toponimia actual del Sahara Central. Nos enseña que las poblaciones han abandonado estos lugares en fecha muy reciente.
En un verdadero desierto «aséptico», por consiguiente viejo, no existe toponimia alguna. Como nadie lo ha atravesado durante centenares de años y acaso milenios, los antiguos nombres geográficos, si existieron, han sido … olvidados.
…. Cuando el europeo empezó a explorar el Sahara, se había restringido el número de las caravanas hasta el mínimo. En otros términos, si no hubiera intervenido el europeo con sus recursos técnicos, la toponimia del Sahara Central también hubiera acabado por desaparecer. Pero la existencia de esta toponimia confirma lo reciente de la despoblación y por lo tanto de la crisis climática.

II. TESTIMONIOS ARQUEOLOGICOS E HISTORICOS
Para los antiguos no era África del Norte una tierra árida. Muy al contrario, de acuerdo con una opinión unánime, poseía una gran riqueza agrícola y ciertas regiones como Berbería o la Cirenaica eran, con Iberia y Egipto, el granero del Imperio Romano. .. Herodoto. … la Libia oriental en donde habitan los nómadas es baja y arenosa hasta el río Tritón; pero la que está al Occidente de este río y habitada por agricultores es muy montañosa, muy arbolada y llena de animales salvajes»70. (CXCI).
La parte más oriental del Sahara se halla ya convertida en desierto. «En el interior de Libia el país es desértico, sin agua. sin animales, sin lluvias, sin bosques, desprovisto de cualquier clase de humedad» (XXXII). Pero está habitado por nómadas, como hoy día su parte occidental. En una palabra, en la época de Herodoto el Sahara Oriental no está aún «aseptizado». No poseía el carácter extremado que ahora le caracteriza. El proceso de desertización era reciente. Por esto, la zona costera, actualmente un desierto, entonces poseía una riqueza agrícola importante. «A mi entender, no se puede comparar la fertilidad de Libia con la de Asia o de Europa, con excepción de la Cirenaica. Se la puede comparar con ¡as mejores tierras de pan llevar y no se parece en nada al resto de Libia. Su suelo es negro y bien regado por fuentes. No hay que temer ni la sequía, ni los destrozos que causa el exceso de lluvias, pues llueve en esta parte de Libia. El producto de la cosecha está en la misma proporción con la simiente que en Babilonia. El territorio que los Eves perites (la gente de Bengasi) cultivan, es también muy fértil. Rinde, en efecto, el ciento por uno en los años mejores; pero el de Cirenaica produce basta el trescientos por uno» (CXCVIII). …
El trigo o el olivo … no pueden servir de testigos para señalar un marco natural preciso.

a) Evolución del clima en las regiones centrales del Sahara Occidental .
1. La situación climática al empezar el primer milenio
… el hipopótamo. Aparece esta especie en las pinturas rupestres del Tasili. Lhote ha … el elefante, del cual se han encontrado reproducciones. Existían marismas. Lo confirma la presencia del rinoceronte en las pinturas del TasiIi.
….Vivían los rebaños en libertad, en su estado natural, como antaño los de la Pampa argentina. Algunos estaban domesticados ya. Se han descubierto en Djorf Torba, en el Kenadsa, al suroeste de Colomb Béchar, grabados representando hombres ordeñando vacas. …

Ha señalado Henri Lhote en las pinturas del Tasili doce estilos principales. Helos aquí según su orden cronológico:
A. Estilo de personajes diminutos, carnudos, con la cabeza redonda.
B. Estilo de los diablillos.
C. Estilo de los hombres de cabeza redonda pertenecientes al período medio.
D. Estilo de los hombres de cabeza redonda evolucionada.
E. Estilo de los hombres de cabeza redonda decadente.
F. Estilo de los hombres con la cabeza redonda e influencia egipcia.
G. Estilo de los cazadores con pinturas corporales del período bovino antiguo.
H. Estilo bovino.
I. Estilo de los «jueces» del período post-bovino.
J. Estilo de los hombres blancos, larguiruchos, del período post-bovino.
K. Estilo del período de los carros.
L. Estilo de los hombres bitriangulares. Período del caballo montado.

La gran expansión de los bóvidos y la cultura a ellos adscrita pertenecen pues al primer milenio; lo que constituye otro testimonio irrecusable de la modernidad del desecamiento del Sahara Central. . afirmar que la influencia egipcia se ha mantenido constante sobre las poblaciones del Sahara desde el IV milenio hasta el primero; es decir en el tiempo de su mayor preponderancia. Lhote ha descubierto en el Tasili pinturas que representan embarcaciones muy similares a las egipcias. Los ríos del Sahara eran entonces navegables y los recorrían barcos parecidos a los que surcaban el Nilo…. No puede dudarse de la introducción del caballo en las regiones centrales del Sahara desde el valle del Nilo, porque aparece en las pinturas rupestres enganchado al carro egipcio80. Se sabe que los hicsos han traído carro y caballería a estas regiones durante su conquista y dominación, desde 1780 a 1577 antes de J.C. Por consiguiente es probable que su llegada al Sahara Central deba situarse hacia los últimos siglos del primer milenio. …relacionadas con los géneros bos y equus. «Es solamente en el período del caballo, escribe Henri Lhote, cuando se observa un cambio manifiesto: Las especies corpulentas como el hipopótamo, el rinoceronte, el elefante desaparecen entonces de las pinturas; la jirafa, el antílope y el avestruz se mantienen. Es pues entre el IV y el II milenio antes de J.C. cuando ha empezado la desecación del Sahara»81.

2. La situación climática en el siglo V antes de J.C.
Herodoto da en su Historia indicaciones precisas acerca de las regiones que se hallan al sur del golfo de la Gran Syrte, es decir, de las regiones que ahora nos interesan. «En el interior de las tierras, por encima de la Libia de las bestias salvajes (el Sahara Central) existe una elevación arenosa que se extiende desde Tebas hasta las Columnas de Heracles. Sobre esta elevación se encuentra a distancia de diez días de marcha aproximadamente, montañas de sal, compuestas de gruesos trozos, sobre montículos. En la cúspide de cada montículo mana en mitad de la sal agua fresca y dulce en derredor de la cual habitan hombres» (CLXXXI).


3. La última mutación de los testigos biológicos
... … la existencia del elefante en Argelia y en Marruecos en el principio de la era cristiana no puede ser objeto de duda alguna. Los testimonios históricos son múltiples y concordantes.
… .., se deduce que el Magreb poseía en aquella época un régimen de lluvias abundantes y regulares que ya no existe.
. … ... Trescientos años más tarde, Isidoro de Sevilla invoca su recuerdo con melancolía. …
Cuando en el siglo XVI una parte de la meseta ibérica fue asolada por la llegada de la sequía, … se apresuraron los agricultores a desarrollar plantas que se adaptaban mejor a la aridez. El desplazamiento hacia el norte de los cultivos de la vid y del olivo correspondía a la progresión del secano. … En Castilla, se hacían los transportes en la Edad Media con bueyes. Crecían pastos por doquier y al fin de cada jornada hallaban fácilmente las bestias su alimento. Con la crisis fueron substituidos por mulos, más sobrios. No necesitan forraje verde, les sobra la paja en casos de apuro. De tal suerte que basta una sencilla documentación histórica que señale su substitución para que la mutación de la facies quede determinada de modo preciso. ..
Nos consta que empleaban los romanos su caballería en el norte de África y que atravesaban el Sahara a caballo. Aconseja Estrabón que para esta expedición se deben tomar ciertas precauciones: atar a la montura odres de agua para beber en el curso del camino. … la ruta empleada por los antiguos para ir del Mediterráneo al Níger86. Partía la vía de Oea (Trípoli), pasaba por Cidamus (Gadamés), len (Port Polignac), al pie del Tasili, que atravesaba, así como el Hoggar, por desfiladeros conocidos para alcanzar TiMUlisaón y Tadameka (EsSuk) y, por fin, el Níger en Gao. Plinio nos da noticia de que esta fue la ruta seguida por Septimus Flaccus en el año 70 después de J.C. y por Julius Mantinus en el 86, los cuales con toda probabilidad alcanzaron el gran río africano. Desde su conquista en el 19 antes de J.C. por el legado Cornelius Balbus habían sometido a su dominio los romanos la Cirenaica, el Fezzam y el sur argelino. La III legión ocupaba Gadamés (Cidamus) y Rat (Rapsa), aglomeraciones situadas a escasa distancia del macizo del Tasili.
Como el deterioro de las praderas y de los pastos aumentaba y resultaba cada vez más difícil viajar a caballo, le encontraron los romanos un substituto: el camello. La llegada de esta especie a África del Norte permite fechar el momento crítico de la crisis climática. No se halla pintado, ni grabado en los refugios conocidos: era inhabitual en estas regiones cuando los indígenas ornamentaban los paños rocosos. Gsell asegura, siguiendo a Basset, que no existe palabra bereber para designarlo87. …, el silencio de Plinio, naturalista tan preciso y concienzudo, que tenía los medios requeridos para documentarse, nos indica que en su tiempo el empleo del camello no se había aún generalizado.
Los autores, desde Gsell hasta Carcopino, se muestran unánimes: Fue introducido el camello en el norte de África por Séptimo Severo; es decir, a fines del siglo II88. … .. .
En el siglo XI, Mauritania estaba aún suficientemente regada para que se mantuvieran en su suelo pastos, rebaños y una población importante. Por esto ha podido iniciarse en estos lugares el movimiento almorávide. En el caso contrario, si hubieran poseído ya la facies desértica que hoy día allí impera, jamás hubieran podido sus jefes religiosos alistar las masas de guerreros requeridas para emprender con éxito la conquista no sólo del Senegal, sino también de Marruecos y de Andalucía.

b) El clima en el África del Norte al comienzo de la era cristiana
… En el comienzo de la era cristiana, conservaba el norte de África el paisaje verdoso y de gran lozanía de que había gozado en tiempos anteriores. La recolección de los caracoles lo largo de la prehistoria, se había transformado en la época romana en una industria y un comercio considerables. Se exportaban a todo el imperio90. …
Según el testimonio de los autores clásicos eran abundantes los bosques. …

EL SAHARA CENTRAL
Uad o lecho de río desecado
. en nuestros días en que importantes masas forestales aún se conservan en Marruecos. Son testigos de tiempos pasados. .. Los uadi actuales eran ríos auténticos, muchas veces navegables. … «Annis magnificus et navigabilis>, escribe Plinio. .. Se ha mantenido esta facies con evidente aunque suave degradación a lo largo de la Edad Media. El testimonio de los geógrafos árabes es concordante e indiscutible.
.. que el país presentaba antaño una serie continua de espesuras desde Trípoli basta Tánger, asegura Ibn Adhari…

CONCLUSION
… 1. … a partir del siglo II después de J.C. una grave mutación del paisaje en las latitudes del Mediterráneo. .
2. Aparece en los siglos VI y VII otra crisis que acentúa la pulsación.
3. Con el IX y el X la situación mejora o se estabiliza, pero a fines del XI y en el XII surge otra crisis temible. Coincide con la decadencia general de la civilización árabe en Oriente y con la contrarreforma almoravide y almohade…. Provocó la reacción de los hispanos, de la mayor parte de la población musulmana, de la cristiana y las hazañas del Cid. Es el fin de la civilización arábiga en Occidente.
… .
…352, Washington, 1925. Desde esta fecha se han convertido estos estudios en una disciplina científica dc gran alcance, con una biblio. grafía importante: la dendrocronologia. Puede el lector interesado conocer la situación actual de esta ciencia en un estudio acerca de los trabajos realizados recientemente, publicado en <La Recherche>, Le message des arbres por Hubert Polge, u.O II, p. 331, abril de 1971.
56 De Geer: Geochror~ologia suecias principies, Estocolmo, 1940. De acuerdo con los estudios realizados por este sabio y su escuela durante cerca de cincuenta años por todas las regiones del globo, ha empezado la retirada de los hielos en el escudo escandinavo en el año 6800, antes de J.C.
57 Hemos expuesto para el uso de los historiadores los métodos diversos que permiten reconstituir el clima en un momento dado del pasado, en un trabajo publicado por los <Calilers d’Histoire Mondiale,, Edition de la Bacoui~re Neuchatel, vol. VII. N.’ 3. 1963, con el título: Les changements de clima et l.’hi.stoire. Varios de estos métodos han sido descubiertos por el autor para explicar la gran crisis que a fines del siglo xvi asoló la meseta ibérica. Ver el cuarto tomo de La decadencia española.
58 Desde el punto de vista de su reciente historia morfológica, descartando su actual ecología, dividimos el Sahara en dos regiones: el Sahara Oriental y el Sahara Occidental. Sensu lato, el circulo de longitud que los separaría tendría que pasar por Trípoli para alcanzar el lago Tchad. La parte oriental de esta línea hasta el Nilo y el Mar Rojo, abarcaría el desierto aseptizado,, sea el de Libia, el Feman, el Tibesti, etc. Fuera correcto dividir en dos la parte occidental: las regiones centrales que se encuentran al norte de la curva del Níger: el Tanezruft, el Hoggar, el Tasili; y, en fin, las regiones típicamente occidentales, entre las cuales se hallan Mauritania y el Río de Oro. …
71 Olagüe, Ignacio: La decadencia española, Mayfe, t. IV, pp. 275 y siguientes.
72 Son debidas a la resistencia de las estructuras biológicas, sean vegetales, sean animales, que se defienden un cierto tiempo en la frontera de su óptimo, contra la presión continua del fenómeno físico. Su repentina desaparición impone una modificación del paisaje que reviste idéntica rapidez; por lo cual el empleo del término: mutación.
73 Poseen estas pinturas las dimensiones siguientes: 95 X 105. <Comprende el conjunto tres hipopótamos y tres piraguas. Parecen hechas estas últimas con materia vegetal (junco) y se relacionan con un modelo existente en ciertos monumentos egipcios. ¿Llevaban acaso una vela?... Está entortado el todo con ocre rolo (Lhote, Ibid., p. 225). Es probable que el hipopótamo no viviese en el macizo del Tasili, sino en la llanura. No puede dudarse, sin embargo, de que para esbozar su dibujo ha visto la escena el artista. Quedaron en su memoria sus rasgos principales. ...
78 Según Breasted, el gran historiador de Egipto, habían introducido los hititas el caballo y el carro en el Creciente Fértil hacia el 2500 a. de J.C. (The conquest of civilization). Ver nota 80.
79 Se hallan en España con abundancia los antepasados del caballo, sobre todo en el mioceno con la especie Hipparion gracile. En 1928, hemos encontrado en un yacimiento de mamíferos, cerca de Villaroya, en la Rioja, el cráneo casi completo (los dos maxilares y su completa dentición) de un Hipparion craasum, de acuerdo con la determinación hecha por el especialista en mamíferos F. Roman. (Lo hemos donado para las colecciones del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.) Mucho más tarde, han creído algunos situar este yacimiento en el piso villafranquiense, es decir en una fecha mucho más reciente. Sea lo que sea, como también se han descubierto en las cuevas de la península dientes de Equus stennonis y los caballos están abundantemente representados en las pinturas rupestres, se puede concluir que la última evolución de esta serie ortogénica hacia la especie caballo se ha realizado completamente en España. Evoluciona el phyllura en África hacia el tipo del caballo cebrado. En el neolítico no había franqueado el Estrecho de Gibraltar el caballo europeo, o sea, el Equus caballus, pues su reproducción en las pinturas africanas aparece tan sólo al principio del primer milenio. En España ha debido de estar domesticado el caballo desde tiempo muy antiguo. Eduardo Hernández Pacheco ha descubierto en Boniches (Cuenca) la pintura rupestre de un caballo mantenido por un hombre con una corren. Parece pertenecer la pintura al fin del mesolítico.
80 Importa el esclarecer las ideas. El descubrimiento en los refugios del Sahara de la representación de carros produjo en su tiempo gran sensación que conmovió a los arqueólogos. Sabios, como Salomón Reinach y Dussaud, notaron que el estilo muy particular «de los carros cuyos caballos iban a galope largo mostraban un neto parentesco con el galope salteado que había dado a conocer el arte micénico cretense» (Lhote). Si se comparan las pinturas saharianas con las escenas de combate o las de caza que están grabadas en los vestíbulos de los grandes templos egipcios, en Karnak por ejemplo, resulta fácil apreciar la diferencia entre los dos estilos. En éstos, se levantan los caballos sobre sus piernas como si fueran a dar un salto adelante. EL parentesco con el arte cretense parece manifiesto. Mas no hay que hacerse ilusiones. El estilo sólo demostraría una influencia cretense. Caballos y carros han penetrado en el valle del Nilo en los años 1780 aC, con la invasión de los hicsos. (Wilson: Egypto, vida y muerte de una civilización. Citamos por la traducción francesa del editor Arthaud.) De acuerdo con la mayoría de los autores, el desembarco de <pueblos del mar> en Cirenaica data de 1200 antes de J.C. Entre estas dos fechas carros y caballos tuvieron tiempo de desparramarse por el Sahara Occidental, a pesar de los dos mil kilómetros que separan ambas regiones. El testimonio biológico es más preciso y seguro que el artístico. La llegada del caballo a las regiones del Sahara Occidental es el resultado de una emigración empezada en Asia Central hacia el tercer milenio. Se ha desplazado la especie del Este hacia el Oeste en busca de pastos; no ha sido dirigida por el hombre, por lo menos en sus principios. En razón de nuestros conocimientos mucho más escasos, el problema de la influencia de un estilo sobre poblaciones extranjeras induce siempre a la desconfianza. ¿Por qué no serían los cretenses los que hubieran aprendido de los libios el estilo del "galope a saltos"? ¿No asegura Herodoto "que han aprendido los griegos de los libios a enganchar a cuatro caballos,?" (CLXXXIX). No lo afirmamos. Hacemos la pregunta.
…93 Marçais, Georges: Ibid., p. 77. Para el lector interesado en la moderna ecología del Norte de África y del Sahara, recomendamos el estudio hecho por el profesor Louis Emberger: Alnque ¿u Nord Ouest, publicado por la UNESCO en sus investigaciones sobre las zonas áridas: Ecologie Végétale, 1955, t. VI, p. 219. La ecología contemporánea es el producto de la evolución del clima en la historia. Permite por lo tanto esclarecer algunos problemas retrospectivos. Señalamos el siguiente dato que permite al autor una comparación entre la meseta ibérica y el Norte de África. cOn a beaucoup discuté pour savoir si l’Espagne centrale (Madrid) ese originellement asylvatique ou non. Or, ji existe en Alrique da Nord des régions boi,sées ayant le mame quotient (relación algo compleja que establece el autor entre las temperaturas mínima y máxima con el grado de humedad y sus variaciones correlativas) que Madrid. Donc, les asteppes» es pa gnoles reprásentent un tat de dégradation lores. ttere, como le pensait Huguet de Villar
711
 
Mensajes: 61
Registrado: 2010 04 29, 1:26

Volver A Situación religiosa de la época

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron